26 abr. 2016

Seamos POLÍTICAMENTE CORRECTOS, o...







     Si a la ya ardua tarea de decidir de qué se va a hablar en una publicación o comentario por la virtualidad (que se puede hablar de todo, pero es de insensatos, osados y muy locos hablar de todo todo... - 1ª CENSURA) añadimos trabajosa tarea de escoger las palabras que utilizamos (cuidaíco, cuidaíco... - 2ª CENSURA), el enfoque dado (anda que no da quebraderos de cabeza esto, eh? - 3ª CENSURA) y el tono empleado (algo que da lugar a miles de malentendidos, porque no todo el mundo tiene el cerebro preparado para comprender ciertas cosillas, como la ironía, la acidez, el humor negro, el humor verde, el humor amarillo, el rosa, el violeta, el bermellón y, así, toda la gama de colores imaginables - 4ª CENSURA)...,



...hay días (muchos) que te pones a reflexionar sobre si merece la pena o no andar por estos lares utilizando la aún vigente en nuestro país (salvo CENSURAS, que las hay...) libertad de expresión.


     Os pongo un ejemplo: ante episodios (conocidos a través de medios de información, o incluso en tu entorno más cercano) de violencia doméstica e intrafamiliar (donde haya niños, víctimas colaterales SIEMPRE de cualquier tipo de conflicto), aunque se te estén removiendo las tripas y quisieras hablar de ello con el enfoque más denunciable posible, en un tono de repulsa y asco de magnitudes colosales, y te apeteciera despotricar alguna frase tipo "¡ojalá se pudra en el infierno con el mayor dolor de los posibles ese malnacido de mierda, puto cabrón!", lo más sensato y políticamente correcto sería utilizar enfoque y tono informativo y neutro (nada de pringarse, eh?), y palabras elegantes y aceptadas entre el vulgo, sin olvidarse de la consabida aceptación en el ámbito jurídico (a poder ser con repetición insistente de los tan venerados términos "presunto" y "supuesto").




     O, mejor aún, es preferible no hablar del tema (y, por ende, de ningún tema, salvo si es completamente baladí) a no ser que tengamos altos conocimientos de oratoria, retórica, lenguaje (exquisito y adecuado), diplomacia, ética "de la buena" (que la del ámbito del poder no es siempre buen ejemplo...) y, por supuesto, seamos personas de vehemencia y visceralidad controladas. 

Vamos, lo normal en cuanto a libertad de expresión se refiere.



_____________

11 comentarios:

  1. Yo no creo que se trate de libertad de expresión, sino de presunción de inocencia. Las noticias pueden ser terribles y muy claras, pero hasta que no se condena a quien haya hecho lo que presuntamente se dice que ha hecho, en honor a ese principio deberíamos no decir nada o decir "presuntamente". Ya ha pasado que se ha condenado a gente inocente por culpa de la opinión pública.
    Lo otro a mí me parecen un linchamiento popular. Por eso no se puede hablar, no por censura ni por que no exista libertad de expresión.
    Hace poco escribí sobre esto y me cayeron por todos lados, pero en fin, cada uno tiene su lucha.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, tu comentario se ciñe al ejemplo que he dado, y en cuanto a lo que dices te doy toda la razón.

      Con este post me refiero a la autocensura que, no sólo bloggers sino usuarios de plataformas virtuales en general, nos aplicamos a la hora de manifestar nuestras opiniones y pensamientos por escrito, precisamente debido a que no siempre estamos capacitados para expresarnos bien, con educación, con sensatez, con las palabras adecuadas... Y dejo, asimismo, una reflexión sobre la poca libertad de expresión que nos concedemos a nosotros mismos por estos lares. Yo, por ejemplo, infinidad de veces he preferido callarme y no escribir (ni en comentarios, ni a modo de post de blog) sobre un montón de temas. Da miedo hacerlo: te pronuncias (de manera personal, esto es, subjetivamente y según lo veas tú), y te pueden caer palos; das tu opinión, sin tener conocimientos suficientes sobre un tema (remitiéndome a lo del ejemplo del post, sin saber nada sobre derecho penal, para que me entiendas), y te puedes buscar un follón; escoges un tema "caliente" (política, religión, sexo incluso), y ya puedes cruzar los dedos antes de pulsar la tecla "intro"; das un enfoque personal desafortunado y, sin que nadie te indique que yerras (porque esto también ocurre, que la gente calla y prefiere mantenerse en silencio sin meterse en debates ni berenjenales), y queda todo ahí, expuesto al mundo; si utilizas un lenguaje impreciso, incomprensible, inapropiado, o incluso con palabrotas y/o términos poco elegantes (en comentarios, sobre todo, quizás debido a indignación, o a euforia del momento, o a querer hacerte el gracioso, o...) y... Por otra parte, hay que tener en cuenta que cualquier cosa que digas (dejes por escrito en este medio) puede ser sacada de contexto, interpretada de mil formas...

      En resumen, que la reflexión a la que quería llegar es si todos nosotros, los que andamos por las redes sociales, somos conscientes de las censuras a las que nos auto-sometemos, y también de lo contraproducente que podría ser el simple hecho de utilizar nuestra libertad de expresión.

      Obviando el ejemplo que he dejado en esta entrada de blog, me pregunto: ¿sería preferible que prescindiéramos de utilizar un medio de comunicación como éste para plasmar nuestro punto de vista, dada la cantidad de censuras a las que me he remitido?

      Un beso.

      Eliminar
    2. Ya sabes lo que dicen, que las palabras se las lleva el viento. Lo que escribimos queda y está sujeto a interpretaciones buenas y malas. No todo es malo, de verdad, pero al escribir en caliente te expones mucho más. Desde luego este es un medio al que nos estamos aún adaptando.
      Beso

      Eliminar
    3. Sin duda.

      Pienso en nuestros hijos, que también están aprendiendo (casi a la par que nosotros) a moverse por este mundillo. Y por otros medios en los que se queda huella por escrito, como whatsapp, SMS, correos electrónicos, etc...

      Más besos.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con todo lo que te comenta ANITA DINAMITA y aun más que con tu entrada, con tu respuesta a ella, mi querida L.

    En la entrada, que por cierto resulta muy entretenida, como todas las tuyas, ese tono irónico que usas hace que se malinterprete tu verdadera intención que después le cuentas a ANA. Porque no se pueden tocar determinados temas sin ser extremadamente cuidadosos, tanto con el fondo, como la forma y leguaje que empleemos, no por ser o no políticamente correctos que en realidad nadie sabe lo que es, ni por evitar polemizar o resultar más o menos sinceros, profundos e interesantes, en absoluto, debemos ser extremadamente cuidadosos por ser RIGUROSOS y porque el derecho a la presunción de inocencia, a la intimidad de las personas y por su puesto al respeto de sus vidas es un derecho muy superior al de la libertad de expresarse que tenga cualquiera.

    Hay una linea muy fina que cada uno puede llamarla como le parezca, RESPETO, AUTOCENSURA, EDUCACION, RESPONSABILIDAD más a allá de ahí cometeremos incorrecciones, indiscreciones e incluso tremendas injusticias y hasta delitos.

    No favorecen a ninguna causa, las informaciones sesgadas, parciales, manipuladas o sencillamente carentes del respeto y la rigurosidad que asuntos complejos requieren.

    No es lo mismo hablar de la primavera que de un homicidio. Nadie se permite el lujo de valorar una intervención quirúrgica porque se requiere ser profesional médico para valorarla, sin embargo todo el mundo se permite el lujo de emitir juicios gratuitos sobre hechos delictivos de los que no se conoce ni la mínima parte de las circunstancias fácticas, jurídicas y/o procesales

    Me parece terrible que cada día con total impunidad se condene en juicios sumarísimos desde el sofá de nuestra casa viendo la Tv o en Twitter o donde sea que parloteemos a quienes por la razón que sea la vida les ha sentado en le banquillo si un día alguno de nosotros está ahí, seguro que desearíamos trataran el asunto con la mayor riguridad y delicadeza. Como sé tú lo haces, termino ya con este rollo que mejor ni releo porque como siempre me he dejado ir con mi terrible rollo¿ te das cuenta lo malo que es expresarse libremente? ;)



    Un beso muy grande L y tb para ANA, me habéis gustado mucho las dos;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me expreso como el culo. Menos mal que tú me entiendes, María, jajaja... ^_^

      ¡Un besazo!

      Eliminar
    2. Te expresas maravillosamente bien, si acaso como a mi, a veces te sobra temperamento y temperatura ... a mi además, me sobran las mitad de las letras ;)

      Otro besazo para ti cielo!

      Eliminar
  3. Ya sabes, Charo, el ser humano siempre habla (y escribe) muchas veces sin tener nada que decir. Pues imagínate cuando cree que tiene algo que decir y lo dice o lo escribe. ¿Sabes cuál es la manera de no cagarla nunca al escribir o al hablar? (Sé que lo sabes): no escribir ni hablar nunca, nunca de nada de nada. Naturalmente, eso es imposible. Y tan imposible es eso como el no equivocarnos alguna vez. Tienes razón, pero ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Todos somos humanos, y créeme, en el fondo, en el fondo, todos somos muy, muy parecidos. Más de lo que nos atrevemos a admitir. ¿Quién tira la primera piedra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual.

      Esto... Sobre buenos y malos ya hablé en una ocasión por aquí ;) ➨ CLICK

      Eliminar
  4. La diplomacia es la que provoca las confusiones

    ResponderEliminar
  5. Me encantó esta entrada *L*.
    Sencillamente porque está muy bien escrita y además casi pienso lo mismo.
    Y te aplaudo.
    Callarse, o servirse de la diplomacia, o lanzarse en caliente, o en frío, ya ni sé lo que puede ser incluso peor o mejor...

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella...... :)