26 mar. 2014

Piruletas de Pizza de Jamón York y Queso







   Esta receta que me inventé ayer mismo es sencillísima de hacer e ideal para entretener a los más peques de la casa mientras os ayudan a elaborarla, o miran cómo lo haces (dependiendo de las ganas de "meterse en faena" que tengan, claro, porque como prefieran hacer las tan de moda pulseras con gomitas... ^_^ ).







INGREDIENTES:

- Una base de pizza de esas que vienen enrolladas.
- Tomate frito.
- Jamon de York.
- Queso en lonchas.
- Orégano.
- Palillos para brochetas.
- Un poco de margarina.
- Otro poco de harina.




ELABORACIÓN:


   Se extiende la masa de pizza sobre el mismo papel en el que venía envasada y se cubre con una fina capa de tomate frito sobre el que espolvorearemos orégano al gusto. 

   Se pone sobre el tomate lonchas de jamón de York (primero) y queso (después). Nosotros hicimos un "tetris" muy chulo, jajaja... Sobre el queso se puede espolvorear de nuevo un poquito de orégano. ;)






   Enrollamos con mucho cuidado la masa de pizza rellena hasta crear un cilindro, que cortaremos en rodajas no muy gruesas. Salen unas dieciocho rodajas. TRUCO: recomiendo que los cortes se hagan con un cuchillo de sierra.






   Pinchamos las rodajas con los palillos de brochetas y los ponemos sobre una base de silicona (o papel de horno) que habremos colocado previamente en la parrilla (o bandeja) del horno. Para que no se peguen las minipizzas, untaremos la base de silicona con un poquito de margarina y espolvorearemos sobre ella una fina lluvia de harina con un tamizador (un colador también serviría).






   Introduciremos la parrilla (o bandeja) en el horno previamente calentado (a 180 ºC). El tiempo de cocción es menor de lo que tarda en hacerse una pizza convencional, así que estaremos pendientes hasta que veamos que las minipizzas están doradas, momento en que apagaremos el horno y las sacaremos, depositándolas en un plato. Si el queso elegido para hacer las pizzas es muy fundente, lo normal es que se haya salido de las pizzas.






   Para emplatar, podemos retirar el queso que se ha salido cortándolo con una tijera con cuidado. Los palitos de brocheta se mantendrán fijos y quietecitos si los pichamos en una base como podría ser media naranja que, después, podemos aprovechar para hacerles unos ricos zumos a los peques. 






¿A que tiene una pinta apetecible?

:)



_____________

4 comentarios:

  1. Oh dios que pinta más rica y mira la hora que es... ñam, ñam...
    Me la apunto y la pruebo!!!!

    Uffff las pulseritas.... jajajaja...

    Muaksssss¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Me encanta¡¡ ¿te lo has inventado? eres la leche jajajja lo hago fijo.
    Y el video me ha sacado un sonrisa y una chispa, es genial.
    Las pulseritas es una invasión en toda regla, a mi me salen gomitas de esas por toda la casa.
    Besos titi, te leo ;)

    ResponderEliminar
  3. Luce exquisito y con encanto visual, es atrapante.

    Algún día lo haré. Je.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. :)

    Gracias, chicas!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella...... :)