9 dic. 2016

INJUSTICIA




INJUSTICIA

Habían pedido permiso previo a sus padres, y ellos consintieron: 

—Sí, podéis llamar a los vecinos para jugar. 

De ahí que no entendieran que les castigaran, tras pulsar varias veces todos los timbres del portero automático y salir corriendo.

*L*                       



_________

3 comentarios:

  1. Hola.Voy a seguir tu blog porque me parece ingenioso y sobrio.
    Este microrrelato es una muestra.El doble sentido de la frase que incita al juego, es, en sí misma, un relato.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Fanny! :)

      Besos de bienvenida.

      Eliminar
  2. Así que era un juego...

    Pues le quito el castigo y llame a casa de sus padres a las 2 de la mañana

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella...... :)